Google
Inicio

Google Babble llegaría pronto para competir con Whatsapp

Los de Mountain View estarían preparando un nuevo servicio de mensajería instantánea que vendría a competir directamente con servicios ya asentados en el mercado como lo son Whatsapp o LINE. Se trata de Google Babble, un servicio que podría unir todos los servicios de conversación que Google tiene actualmente en funcionamiento.

La noticia llega es uno de los momentos más bajos de Whatsapp después de la polémica de los pagos de su aplicación en Android e iOS. Este nuevo servicio vendría a unificar en un solo a otros como son Google Talk, Chat for Google Drive y los hangouts de Google +.

De esta manera podríamos tener todos nuestros contactos y hablar con todos ellos desde una sola aplicación, cosa que se nos antoja muy cómoda de usar.

Podría además integrarse en Android y se desconoce si llegará a otros sistemas operativos móviles como iOS, Windows Phone o BlackBerry.

Desciende la piratería con el cierre de Megaupload

Esto es lo que concluye el estudio titulado Gone in 60 Seconds: The Impact of the Megaupload Shutdown on Movie Sales publicado por la Universidad Carnegie Mellon. En él los autores Brett Danaher y Michael D. Smith afirman haber encontrado “una relación positiva y estadísticamente significativa entre la penetración de Megaupload en cada país y las variaciones en las ventas tras el cierre”. Los autores destacan que se pudo constatar un aumento en dichas ventas en dichos países y proporcional al uso del controvertido sitio web, justo tras su cierre. Los datos parecen indicar que no todos los usuarios de Megaupload corrieron a otros sistemas de descarga o intercambio de archivos como el P2P: algunos prefirieron comprar.

Microsoft vuelve a ser sancionada

Microsoft ha sido sancionada por la Comisión Europea con una multa de 561 millones de euros. ¿La razón? No permitir a los usuarios elegir fácilmente un navegador en su versión Service Pack 1 de Windows 7, entre mayo de 2011 y julio de 2012, a pesar de que se había comprometido en el año 2009 con las instituciones europeas a ofrecer en su sistema operativo una pantalla para elegir un navegador de internet distinto a su Explorer hasta 2014. Microsoft, a pesar de haber reconocido su incumplimiento, lo achaca a un error técnico que consiguió solucionar.

Sin embargo esta no es la primera multa a la que tiene que enfrentarse el gigante del software, ya que en 2004 y en 2006 se le impusieron dos más por no dar a sus competidores datos de interoperabilidad y no autorizar su uso para el desarrollo y la distribución de productos que compitieran con los suyos en el mercado de los sistemas operativos para servidores de grupos de trabajo. En 2008 le fue impuesta otra sanción por entender la Comisión que sus tarifas de remuneración para dar acceso a la información relativa a la interoperabilidad no eran justas.